Sunday, 7 January 2018

Santa Bàrbara (735 m)


El Parc Natural dels Ports es un macizo de montañas imponentes, un auténtico paraíso para los senderistas y amantes de la naturaleza. Pero también un lugar repleto de historia, de la que más adelanta hablaremos. En este marco os propongo una sencilla ruta circular coronando la cima de Santa Bàrbara.

Ficha de la actividad:

 Distancia3,28 km
 Desnivel positivo421 m
 Desnivel negativo421 m
 Altitud máxima735 m
 Altitud mínima490 m 
 Nivel de dificultadModerado
 Zona geográficaHorta de Sant Joan
 TrackDescargar 

Tras el Convento de Sant Salvador se eleva la montaña de Santa Bàrbara, una sierra de roca conglomerada que se alza imponente con forma piramidal. La característica formación montañosa se divisa a varios kilómetros de distancia, por lo que representa una fabulosa atalaya. El convento está situado a unos dos kilómetros del núcleo urbano de Horta de Sant Joan. La iglesia se conserva, pero el convento se encuentra parcialmente restaurado. En caso de quererlo visitar deberéis contactar previamente con el ayuntamiento de Horta de Sant Joan. Tomando como punto de partida el convento completaremos una circular a través de la cual bordearemos todo el risco rocoso, pudiendo disfrutar de todas las perspectivas que nos ofrece esta cima. Mencionar que no existe ruta alternativa alguna.

Santa Bàrbara
Convent de Sant Salvador d'Horta

Dejamos el convento a nuestra derecha para adentrarnos a una senda señalizada gracias a un poste indicativo. El itinerario transcurre por la cara norte de la montaña camino de la Cova de Sant Salvador, la que alcanzaremos tras unos minutos de marcha. Para visitarla deberemos estar atentos ya que se encuentra en un lateral del sendero principal. Está situada tras superar un pequeño tramo de camino adecuado con escaleras, justo frente un banco. El santo guarda vigilante la entrada de la cueva. Está protegido por una reja de hierro, completamente ataviada de ramos de flores. Bajo la imagen se encuentra la fuente “miraculosa”. Cuenta la leyenda que Sant Salvador hizo brotar esta fuente tras dar tres golpes a la roca con el cordón de su hábito. De ahí el nombre de fuente “miraculosa” (milagrosa). Para visitar la pequeña cueva deberemos entrar por una apertura situada junto el santo.

Belén en la Cova de Sant Salvador
Sant Salvador y la font Miraculosa
Interior de la Cova de Sant Salvador

A partir de este punto el sendero gana pendiente en un constante zigzag entre cipreses hasta las ruinas de la ermita de Sant Antoni. Desde muy antiguo, en esta montaña residían frailes haciendo vida eremítica. Actualmente se conserva los vestigios de cuatro ermitas: la mencionada de Sant Antoni, Sant Onofre, Sant Pau y en la cima la de Santa Bàrbara.

Ermita de Sant Antoni

Ya nos encontramos en la cara sur de la montaña, donde podremos disfrutar de los primeros miradores sobre el Massís dels Ports. Seguimos y nos topamos con una curiosa fortificación de la Guerra Civil que aprovecha una espectacular grieta de la montaña, memoria silenciosa de la Batalla del Ebro. En el mismo punto también encontramos una cisterna enterrada, imaginamos que para usos pastoriles. Tras superar una diagonal con vistas extraordinarias, alcanzamos una planicie con cipreses. Aquí hemos de abandonar el camino que sigue recto para seguir una serie de hitos a nuestra derecha por una zona pedregosa que nos lleva hasta la cima.

Interior de la fortificación de la Guerra Civil
Acceso a la fortificación de la Guerra Civil

El punto más elevado lo marcan las ruinas de la ermita de Santa Bàrbara, desde donde podremos disfrutar de una panorámica privilegiada. Al sur el Massís del Ports, con las fascinantes Roques de Benet. Al norte Horta de Sant Joan y la llanura que se extiende hasta el Segrià. Existe la posibilidad de llegar hasta una cruz instalada a unos pocos metros con excelentes vistas sobre el Convento de Sant Salvador, pero para llegar a ella deberemos superar un paso muy expuesto.

La cima de Santa Bàrbara, situada en la ruinas de la ermita
Santa Bàrbara
Vista desde la cima sobre Horta de Sant Joan
Roques de Benet
Massís dels Ports


Estas rocas, son el hábitat de un gran número de especies, de la que destacan los buitres. Nosotros nos encontramos con un gran número de ellos, volando en ocasiones a tan solo unos pocos metros de nosotros. De hecho, pude fotografiar alguno de ellos, a pesar de tener una cámara muy sencilla que no permite grandes zooms. Nos pasamos un buen rato disfrutando de su vuelo y del suave silbido que emiten sus alas al romper el viento.

Buitres planeando en los alrededores de la cima

Regresamos por el mismo camino hasta la planicie con los cipreses. Nuestro retorno lo realizaremos por el camino que sigue a nuestra derecha, en constante descenso. En caso de ir con niños, a pesar de ser más largo, valorar deshacer vuestros pasos por el mismo camino. Ya que esta senda de regreso que nos permite completar la circular avanza por un itinerario algo descompuesto con fuerte pendiente. Además en sus primeros metros un importante acantilado se hace presente a nuestra derecha, del que distancia un par de metros el sendero.
Prácticamente finalizando la ruta encontramos un pequeño rebaño de cabras antes de alcanzar la pintoresca Ermita de Sant Pau, de la que apenas unos metros nos distancia del Convento de Sant Salvador d’Horta. Donde aprovecharemos para visitar el convento y sus alrededores con tranquilidad.

Horta de Sant Joan
Convent de Sant Salvador d'Horta
Ermita de Sant Pau
Convent de Sant Salvador d'Horta
Claustro del Convent de Sant Salvador d'Horta


La leyenda de la montaña de Santa Bàrbara

Cuenta la leyenda que durante las excavaciones realizadas para la fortificación del pueblo de Horta de Sant Joan, un caballero templario encontró la Mare de Déu dels Àngels enterrada. En la colosal obra también trabajaban dos grandiosos gigantes. Ambos eran muy necios y empezaron a discutir por donde deberían construir un convento dedicado a la virgen. Para solucionar la pugna decidieron que quien lanzara una piedra más lejos decidiría el lugar donde se construiría el templo. Ambos gigantes arrojaron sus rocas, provocando un gran estruendo acompañado de fuertes temblores. La piedra más lejana sería el lugar elegido para la construcción del convento. Un piedra, que con el paso de los años, sería llamada Santa Bàrbara.



Corbera d’Ebre

A nuestro regreso realizamos una más que recomendable visita al pueblo viejo de Corbera d’Ebre. Un tranquilo pueblo agrícola desposeído de sí mismo, tiempo desolado detenido después de la guerra, memoria atrapada en las ruinas, heridas en el silencio, la locura del odio. Permanente gemido en la memoria. Historia amarga y dolida en medio de una tierra bella y rotunda. El silencio de la batalla más cruel de la Guerra Civil, la batalla del Ebro, que transcurrió del 25 de julio al 17 de noviembre de 1938. Pasear en silencio por sus calles, llegar a comprender cuánto sufrió la población, como tantas otras. El exilio obligado al que eso abocó a muchos de sus vecinos, ese mismo, que ahora se silencia en las aguas del Mediterráneo.



Powered by Wikiloc

No comments:

Post a Comment

Instagram @gsanmartin_95

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Recent

recentposts

Random

randomposts