Saturday, 17 March 2018

La Cameta Coixa (21km & 1.300m D+)


La población de Miravet se asienta en la ribera del caudaloso río Ebro, bajo la colina que alberga las murallas de su imponente castillo, uno de los mejor conservados de Cataluña. Esta población de la Terra Alta también refugia el último paso de barca del río Ebro. En este idílico entorno se celebra La Cameta Coixa, una carrera de montaña que recorre un itinerario de 21 kilómetros y 1.300m de desnivel positivo acumulado. Además desde hace tres años acoge la Copa Cataluña de la FEEC, a la que este año se le sumaba el Campeonato de Cataluña Individual. Reuniendo los mejores atletas de la especialidad. La organización ofrece al corredor una auténtica fiesta de las carreras por montaña en la que historia y naturaleza se dan la mano.

Un templario aguarda la entrada en el Castillo de Miravet
La representación fragatina en la carrera

Precisamente el castillo de Miravet es el punto de salida de la carrera. Donde la organización aporta vida a sus paredes con la presencia de la Orden Templaría, como si de un viaje en el tiempo se tratara. Nada más y nada menos que un cañón, dio el pistoletazo de salida desde el patio de armas. La carrera transita los interiores de la fortaleza antes de adentrarse en la montaña. Un auténtico laberinto.

El conde y la baronesa escondida tras la arcada.
El cañón que dio el pistoletazo de salida

La prueba corre paralela al río Ebro, transitando por un accidentado itinerario que resulta un verdadero rompepiernas. En un inicio la niebla fue la protagonista, confiriéndole al recorrido un místico ambiente. Resultando una dificultad añadida en esos primeros kilómetros. Aunque con el paso de las horas el sol se impondría y en los resbaladizos senderos rápidamente desaparecería la humedad, dando paso a una jornada totalmente primaveral. En mi caso completaría esos kilómetros a un ritmo muy inferior del habitual, planteándome la carrera como un entrenamiento.

La niebla, protagonista en esos primeros kilómetros
Los corredores asomando sobre el mar de nubes
Vistas espectaculares del valle que dibuja el río Ebro
Un corredor superando con gran facilidad uno de los distintos tramos técnicos del recorrido

En el kilómetro 12 los corredores tuvimos la oportunidad de participar en una dura cronoescalda de apenas 1.700 metros, pero con un marcado desnivel de 300 metros positivos. La melodía de una gaita marcaba el punto final de esa ascensión cronometra, resultando muy útil además de motivador. Me tome la ascensión muy motivado, dándolo todo en este corto tramo. Finalizada la cronoescalda, muy cerca de la cima de la Talaia (391 m), se descubría ante nosotros una espectacular panorámica sobre el Parc Natural dels Ports. Buen momento para retomar aire antes de seguir camino de meta.

La dureza de la crono ilustrada en esta fantástica fotografía
Paso a paso en los repechos más duros
La bandera marcaba el punto final de la cronoescalda

En la parte final de la carrera el castillo de Miravet se dejaba entrever prácticamente desde la Covalta (215 m). Siendo un rápido final con un marcado ascenso a falta de dos kilómetros para meta. Las estrechas calles del núcleo antiguo, con las casas colgadas sobre el río, nos ofrecieron un último descenso hasta la orilla del río Ebro. Punto en el que encontramos la línea de meta.

El Catillo de Miravet se deja ver a siete kilómetros para meta
Último ascenso antes de llegar a la población de Miravet

Pero la fiesta solo hacía que empezar, con un espectacular avituallamiento a base de fruta, que posteriormente daría paso a una completa comida con carne estofada, fideuá, caldo, coca de recapte, pan, una manzana y yogurt. Pero por si aún no teníamos suficiente nos ofrecieron una rebanada de pan con Nutella o un vaso de chocolate. Además de unas piruletas de chocolate y otros dulces. Los tazones de cerámica en los que se nos ofreció la comida eran también un obsequio que se sumaban a una más que completa bolsa del corredor. Una dinámica entrega de trofeos, a manos de un festivo speaker, puso punto y final a una jornada espléndida.

El espectacular avituallamiento a base de fruta
Los corredores comiendo tras la carrera
La espectacular comida que nos ofrecieron a los corredores
Dulce e impresionante postre

No comments:

Post a Comment

Instagram @gsanmartin_95

Sobre mi


Apasionado de la montaña y el alpinismo, Ultra Trail Runner y esquiador nórdico. Un enamorado de mi tierra y cultura. Seguir leyendo→

Recent

recentposts

Random

randomposts